NUEVAS RESERVAS DE LA BIOSFERA PARA EL PLANETA

El Consejo Internacional de Coordinación del programa sobre el Hombre y la biosfera (MAB) de la UNESCO, reunido en su XXII sesión ha dado, a partir de esta semana, 13 nuevas reservas de la Biosfera, cinco de ellas localizadas en Latinoamérica, y aprobó cinco proyectos de ampliación de reservas ya existentes en Chile, Costa Rica, Alemania, Finlandia y Suiza. De esta manera en la actualidad el planeta cuenta con 564 reservas que pertenecen a 119 países.

Esta lista fue creada en los años setenta del pasado siglo XX con el fin de promover la biodiversidad, la mejora de las relaciones entre el ser humano y su entorno, las investigaciones y los proyectos multidisciplinares sostenibles.

De estos nuevos lugares tres están en México: Nahá-Metzabok (Chiapas), Islas Marías (Nayarit) y Los Volcanes (Puebla); uno en Nicaragua, la isla de Ometepe, en el Lago Cocibolca; y un quinto en Perú, la zona Oxapampa-Ashaninka-Yanesha, en la región de bosques amazónicos de altura.

Son dos los países africanos que aparecen en la lista por primera vez: Etiopia y Zimbabue. El primero entra con dos sitios Kafa, “de inestimable valor científico, económico y cultural “, lugar de origen del célebre arbusto de café arábigo, especie rara y en peligro de extinción y Yayu al sudoeste del estado de Oromia.

En cuanto a Zimbabue la reserva se sitúa en el Curso medio del Zambeze y su valle, 40.000 kilómetros cuadrados de ecosistemas ribereños y terrestres, únicos en su género en el continente africano y que contiene el Parque Nacional de Mana Pools y el lago Kariba.

En Eslovenia el Consejo de la Unesco ha elegido el área de Kozjansko y Obsotelje, amalgama de paisajes alpinos y agrícolas entre los ríos Sava, Savinja y Sotla, poblado por once comunidades que impulsan la agricultura alternativa y ecológica, el turismo sostenible, y que producen alimentos tradicionales y artesanía local.

El Irán se ha elegido Dena, lugar fundamentalmente de bosques de estepa semiárida que alberga una comunidad nómada de 20.000 personas en la cadena central de los Montes Zagros, donde nacen ríos como el Karun, el Dez y el Kharkeh que desembocan en el Mar Caspio y el Golfo Pérsico.

El Bosque de Tuchola, en Polonia, es otro de los lugares elegidos situado en la región noroccidental de Pomerania, al sudoeste de Gdansk, en el litoral del Mar Báltico, con los mayores ecosistemas complejos boscosos de todo el país, donde viven 102.500 habitantes.

Otro bosque, en este caso el de Gwangneung, en Corea del Sur, también ha merecido la reputada distinción. Situado en el centro de la Península, punto de confluencia del clima continental extremo del Asia del nordeste y del clima oceánico del Pacífico, donde también se encuentran las tumbas reales de la dinastía Joseon, inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial.

Por último, el Consejo inscribió el Archipiélago sueco del Lago Vänern, que abarca el lago más grande del país, y el tercero de Europa, en superficie, donde se halla el Monte Kinnekulle y donde viven unas 60.000 personas para quienes pesca, agricultura, silvicultura y turismo tienen gran importancia económica.

Además se amplió la reserva chilena de Araucarias, en los Andes, (inscrita en 1983); y la Cordillera Volcánica Central de Costa Rica (en 1988), el Consejo también acordó agrandar la Zona Marítima del Archipiélago finlandés (1994), que abarcará 5.400 kilómetros cuadrados, de ellos 4.580 km2 bajo el mar. Alemania obtuvo la ampliación, y el cambio de denominación, de la reserva Land de Berchtesgadener, inscrita en 1990 y Suiza podrá aumentar la reserva de Val Müstair-Parque Nacional.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos, están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>